Festejando la Quema de San Juan

En  Iberoamérica se celebra la Noche de San Juan siguiendo las prácticas llevadas por los españoles y portugueses y otros migrantes europeos, en ciertas zonas sincretizada con elementos indígenas e incluso afros.

Cada niño, grupo familiar o de amigos, instituciones y comercios, preparan sus muñecos representando en ellos sentimientos a quemar y a través de las llamas elevar al cielo sus anhelos, que serán cumplidos antes de la próxima fogata.